subscribe: Posts | Comments

Historia

Las huellas de nuestro glorioso Himno Nacional

Por Rodolfo de Gracia Reynaldo

Académico y escritor

La importancia de que las nuevas generaciones conozcan la historia de nuestros símbolos patrios radica en la necesidad de  fortalecer la identidad y la idiosincrasia de los pueblos. El 3 de Noviembre de 1928, el semanario Gráfico publicó una entrevista concedida por el músico navarro don Santos Jorge Amatriaim, autor de la música del Himno y Director de la Banda Republicana.
En ella, el compositor declara que cuando sobrevino la Separación de Colombia, ya se contaba con la música del Himno.
Se refería al Himno Istmeño, creado en 1897 como música para unas estrofas que se cantaban en las escuelas de la capital, y cuyo autor era el Secretario de Instrucción Pública, don Juan Agustín Torres. Don Santos Jorge lo instrumentalizó para Banda y lo ejecutó en la presentación de las credenciales del segundo Ministro Plenipotenciario para no repetir la triste ausencia de este Himno durante la presentación de  las credenciales  del primer  Plenipotenciario, William Buchanan.
***
En la consolidación de nuestro Himno Nacional sobresalen dos nombres: Santos Jorge, de procedencia navarra, y Jerónimo de la Ossa Escobar, de origen panameño.
Prevista la urgencia de crear un Himno Nacional, Santos Jorge contacta a Jerónimo de la Ossa, quien le presenta la letra del actual Himno Nacional (con ligeras variaciones).
El compositor español le aplica la partitura del Himno Istmeño, de modo que así nace nuestra mayor y más representativa música.
Deciden presentarse a la convocatoria hecha por el Gobierno Nacional para escoger el Himno Nacional con la participación directa y pública del pueblo que, conocedor de la música del Himno Istmeño, se desborda en simpatía por la composición de Jorge y de la Ossa.
Más tarde, en 1906, el gobierno de Amador Guerrero  firma la Ley 39 mediante la cual se adopta provisionalmente el Himno Nacional de la República de Panamá.
Otra fecha decisiva en la trayectoria histórica del Himno Nacional es 1925, pues mediante Ley 48, con la firma del presidente Rodolfo Chiari, se le dio reconocimiento definitivo a este símbolo de la Patria, del que ha dicho el ilustrísimo Ricardo J. Alfaro:
“Es notable por su música marcial, emocionante, armoniosa. Su letra expresa […] la historia y el destino del pueblo que lo canta con todo fervor”.[1]

[1] Alfaro, Ricardo J. “El Himno que simboliza la historia de un pueblo”, en Épocas, segunda era, La Prensa, 15 págs. (2003) 2-3, tomado  de “Estampas”, 3 de  noviembre de 1968.